Buscar
  • Laia Fitó

ESTILOS DE YOGA: HATHA, VINYASA, POWER, FLOW.


  • Hatha Yoga: Es el yoga tradicional. Originariamente todo empieza aquí. El Hatha es como la madre del yoga, y de aquí, nacen todos los demás estilos. Cada profesor le da su toque personal, y dependiendo del Maestro las clases pueden variar con un estilo u otro, pero siempre formando parte del Hatha tradicional. Normalmente se practica con ropa blanca, ligera y transpirable. Se hacen pranayamas o técnicas de respiración, se hacen meditaciones, manteniendo un control de la respiración, permaneciendo en estado meditativo durante la práctica, y se combinan una serie de posturas de yoga durante un tiempo en concreto. Normalmente se crea espacio entre postura y postura para integrar sus beneficios, creando una suave transición entre una asana y la siguiente. Las asanas se mantienen de manera estática varias respiraciones, y se trata de una práctica integral y muy completa, trabajando la conexión del cuerpo-mente, la introspección y también, el plano físico.


  • Hatha-Vinyasa/Power: Se tratan de dos estilos dinámicos, basados en el Hatha Yoga, usando asanas de este estilo, sincronizandose con la inhalación y exhalación. Es un estilo vivo el vinyasa, que fluye y evoluciona al ritmo de tu respiración, convirtiéndose en una danza, ya que en cada inhalación y exhalación se crea un movimiento específico. Las asanas no se mantienen mucho tiempo, la energía se centra en el fluir entre una postura y otra, y crear un movimiento casi constante. En la práctica se entra en un estado meditativo dinámico y se practica mucho la atención plena y sostenida, ya que mantienes la atención en todo momento para seguir la clase. el power se caracteriza por los mismos objetivos, todo y que en este varía la intensidad y el ritmo de la clase, haciéndola algo más vigorosa e intensa a nivel físico. El profesor va guiando durante toda la práctica, sobre cómo respirar y qué movimiento debe hacerse en coordinación con la misma respiración. Las clases suelen enfocarse con un objetivo distinto, ya que se crean de manera creativa para llegar a alcanzar una postura pico, o a trabajar un aspecto en concreto, ya sea a nivel de chakras, de flexibilidad, de fuerza, etc. Suelen practicarse con música.


  • Vinyasa-Flow Yoga: Se trata de un estilo dinámico, mantiene el mismo dinamismo que el Hatha-Vinyasa coordinando la respiración con el movimiento, y guiado por un profesor tanto en la inhalación y exhalación como el movimiento a realizar. Se diferencia del vinyasa en el hecho que las asanas y la transición entre ellas, son algo más fluidas y se centra la atención el la conciencia de cada parte del cuerpo que está en movimiento, y las asanas se realizan más lentas, suaves y fluidas. Se crea espacio entre postura y postura, facilitando una actitud holística hacia la salud y el bienestar, aportando salud física y mental. Se trabaja la fuerza y la coordinación a través del movimiento, ya que forma parte del Vinyasa y cada clase es diferente, centrándose en un foco u objetivo a trabajar. La respiración es clave y durante la práctica se experimenta una sensación de fluir tanto física como mental. Se fortalece y libera la espalda, se calman y estabilizan emociones como en cualquier otra secuencia de vinyasa yoga.


#yoga

21 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo